«Por fin Miguel está donde se merecía»

Lucía Izquierdo Nuera de Miguel Hernández

«Por fin Miguel está donde se merecía»

Lucía Izquierdo, fotografiada en la Casa Museo de Miguel Hernández, en Orihuela. :: A. ARAGÓN

Lleva 25 años representando la figura y la obra de Miguel Hernández y ahora, con motivo del centenario del nacimiento del poeta, llega su recompensa. La nuera del poeta, Lucía Izquierdo, asegura que le ha costado muchos sacrificios familiares y económicos divulgar el legado, pero su esfuerzo y el de sus hijos ha permitido que «por fin Miguel esté donde se merecía y nunca había estado». Volcada en los actos conmemorativos, asevera que es un gran genio y considera que el mejor homenaje que se le puede rendir «es que su pueblo esté con él».

-Los actos en homenaje al poeta se suceden por todo el país. ¿Cómo está viviendo la familia la celebración del centenario?

-Lo mejor que podemos, porque son muchos actos los que se están organizando. Queremos asistir a todos, pero lógicamente no podemos. Nos vamos dividiendo, porque somos poca familia y tenemos que atender nuestro trabajo, que es de lo que vivimos. En cualquier caso, tanto mis hijos como yo lo estamos viviendo con mucho interés, porque se están realizando por todos los rincones de España. No paro de ir a Andalucía, donde es increíble cómo se han implicado y cómo quieren a Miguel en esas tierras. También en otros muchos puntos del país, como el País Vasco o Cataluña y cómo no, en Elche y Orihuela, donde hay un cariño muy especial y una entrega total a la figura del poeta por parte del pueblo.

-¿Les ha sorprendido la cantidad de iniciativas que se han organizado en torno a la figura de Miguel Hernández?

-Sí, nos ha sorprendido que todas las instituciones, asociaciones culturales, institutos, colegios y universidades se hayan movilizado de una forma tan increíble. La participación del pueblo es masiva y se está haciendo un homenaje digno a Miguel porque su gente está con él.

-¿Ha llegado la divulgación de su obra donde usted quería?

-Sí, porque los colegios y los institutos han participado todos este año. No hay un centro educativo en España que no haya hecho su especial homenaje al poeta. Era una de las cosas en las que hice mucho hincapié, en que los homenajes salieran de las aulas. Es el mejor reconocimiento que se le puede dar a un literato. Su pueblo es el que tiene que estar con él en estas fechas tan señaladas.

-De los innumerables proyectos y actos dedicados al poeta, ¿con cuál se quedaría y qué ha echado de menos en esa programación?

-Uno siempre echa cosas de menos, pero lo importante y lo positivo es lo que se ha hecho. Los actos que me han sorprendido más y los que más me han llegado son los que se han hecho sin interés de ningún tipo, sin esperar un reconocimiento o una foto en los medios de comunicación. El trabajo de los niños y los profesores ha sido extraordinario. Y esos son los actos que me han impresionado más: ver niños de tres años recitando poemas de Miguel, porque él escribió mucho para los niños. Eso es conmovedor. A mí me ha sobrecogido ver a niños tan pequeños recitando y haciendo dibujos. Es lo que más me ha gustado.

-Uno de los que está pendiente es la película sobre Miguel Hernández…

-Sí, nosotros estamos todavía con esa ilusión y esperamos que bajo ningún concepto no sea así. Todavía tenemos confianza en que se pueda conseguir la película que tanto ansiamos. El proyecto se ha paralizado debido al problema económico generalizado que estamos viviendo, pero no se ha desechado. Aún tenemos el año próximo, porque el centenario finalizará el 30 octubre de 2011 y vamos a agarrarnos a estas fechas a ver si es posible que lleguen los fondos para que empiecen a trabajar en la película. Sería el broche de oro para cerrar los actos conmemorativos y, con este largometraje, el poeta tendría por fin un reconocimiento a nivel mundial.

-La grabación del disco de Serrat ha sido uno de los actos con mayor trascendencia en la celebración del centenario…

-Ha sido una de las cosas más importantes, porque la repercusión ha sido muy grande. De hecho, está agotado y se está reeditando de nuevo. También tenemos la exposición en la Biblioteca Nacional, que está siendo un éxito rotundo.

-¿Qué otras ideas se están gestando?

-Estamos esperando cerrar unos acuerdos con la Fura dels Baus para que actúen en Elche y organizando un espectáculo flamenco con cantaores de primera fila; entre ellos, Enrique Morente, Miguel Poveda, El Cigala…. Estamos en conversaciones y se haría también en Elche. Además, está prevista la grabación de un disco que saldrá al mercado el año que entra. Tenemos mucho contenido y estamos todavía cerrando muchas actividades que son importantísimas. Tengo que agradecer al alcalde de Elche, Alejandro Soler, su colaboración y su empeño en que estos proyectos salgan adelante.

-¿Se atreve con una valoración del centenario?

-Es positiva. Comenzó todo muy lento, pero a lo largo del año se ha cogido mucha fuerza y vamos a cerrar el 2010 con mucho contenido y muchas promesas cumplidas. Una de ellas es la fundación cultural que vamos a crear con el Ayuntamiento de Elche. En la familia tenemos muchas esperanzas puestas en este proyecto, que va a ser un revulsivo para la ciudad y los ilicitanos. Hay gente que no se da cuenta de la repercusión que va a tener esta fundación, porque el nombre de la ciudad está sonando por todo el mundo. En muchos países saben que el legado está en la ciudad de las palmeras.

-Hace unos meses hubo cierta polémica por su supuesta intención de llevarse de Elche el legado del poeta. ¿Qué tiene que decir?

-No, esto no es así. Hubo un momento de confusión por parte de la familia y de la institución [en alusión al Ayuntamiento de Elche], pero afortunadamente todo se aclaró. El alcalde, con su sensibilidad, se dio cuenta de que nosotros no queríamos vender nada, sino que nuestro objetivo era que continuara en la ciudad y Soler ha hecho todo lo posible para que así fuera; la familia, también. De hecho, pensamos que el legado se quede siempre en Elche. Hemos podido apreciar el cariño de los ilicitanos a la figura de Miguel y de Josefina. Queremos responder a ese cariño y que el legado descanse por fin y para siempre en la ciudad de las palmeras.

-Hace 25 años cogió las riendas del legado cultural del poeta, ¿está satisfecha de lo conseguido?

-Llevo 25 años divulgando a Miguel por todos los rincones de España y mi recompensa ha sido poder observar lo vivo, lo actual y lo moderno que es Miguel Hernández. Su obra ha sobrepasado todas las perspectivas que había y ha superado a poetas importantísimos. Su poesía está de actualidad. Ahora piden que se haga esa poesía. Era tan adelantado a su época... y eso quiere decir que estamos hablando de un gran genio que ha sobrepasado los límites de la poesía. Es el más leído y vendido. Ha costado mucho, muchos años de ir por pueblos, ciudades y capitales y estar encima, y decir que hay que leer a Miguel y regalar muchas publicaciones y hacer una divulgación muy grande, aun sacrificándose su familia económicamente. Hemos abaratado las ediciones y autorizado a editoriales sin cobrar. Era la única forma de llegar a los institutos.

-¿Se ha reivindicado por fin la memoria del poeta?

-Sí, por fin se ha reivindicado la figura de Miguel como se merecía. Miguel está en el sitio que le corresponde, donde nunca había estado. El poeta tiene que estar donde se merece y lo vamos a conseguir con el centenario y con la fundación cultural.

 

MIGUEL HERNÁNDEZ

Biografía

Así vivió y murió el pastor que se convirtió en poeta

MIGUEL HERNÁNDEZ

Bibliografía

Publicaciones básicas para conocer la obra del oriolano

 





Miguel Hernández | Vídeos