¿POR QUÉ UN CONGRESO?

Del 26 al 30 de octubre se ha celebrado en las ciudades de Orihuela, Alicante y Elche el III Congreso Internacional Miguel Hernández ¿Por qué celebrar un congreso sobre Miguel Hernández? La respuesta es obvia, porque se celebra el Centenario del poeta de Orihuela. Por este motivo se han organizado cientos de sentidos homenajes a lo largo y ancho de nuestra geografía, pero también en no pocas ciudades europeas y allende los mares. En este contexto, este congreso ha aspirado a ser uno de los retos más significativos que a lo largo del año han venido a celebrar el centenario del nacimiento de Miguel Hernández. Pero yo diría que un congreso nunca debe limitarse a un acto de celebración del pasado. Lo que verdaderamente ha impulsado éste -al igual que los dos que le precedieron- es el de celebrar la actualidad, la vigencia creciente de la obra de Miguel Hernández e investigar el poder germinal de su escritura.


 

ESTE CENTENARIO Y OTROS MÁS

La conmemoración del centenario del nacimiento de Miguel Hernández constituye para la Fundación que lleva el nombre del más universal de los oriolanos una oportunidad para rendir el homenaje debido a su figura, desde una perspectiva integradora y plural, sin exclusivismos ni exclusiones, de manera integral y con la más amplia visión posible. Se trata de intensificar la labor ordinaria propia de la Fundación para conseguir una mayor universalización del poeta y la difusión de su ejemplo y testimonio de coherencia entre vida y obra, así como de la vigencia de los valores que trascienden de su poesía y que -como señalara Buero Vallejo- le convierten en poeta necesario. Una ocasión única para reflexionar, sesenta y ocho años después de su muerte, sobre su trayectoria vital, literaria y la huella indeleble de ambas.


 

REVISITACIÓN CRÍTICA A UN POETA NECESARIO

Miguel Hernández (1910-1942) ejemplifica, como ningún otro escritor de la primera mitad del siglo XX, la rápida evolución de la lírica española, desde los balbuceos posmodernistas y regionalistas, pasando por un gongorismo y clasicismo de (falso) cuño añejo, una veta surrealista que algunos críticos niegan o precisan, el compromiso de una zona de producción literaria que se alió con otras manifestaciones artísticas en tiempos de zozobra histórica, y un intimismo que responde a la destrucción de las esperanzas puestas en un régimen político que se derrumbó, en gran medida, víctima de sus propias contradicciones. Los vaivenes personales de nuestro autor van ligados a circunstancias históricas y de todo tipo, reflejado en su obra. De ningún otro poeta se puede afirmar con más seguridad que vida y obra están estrechamente unidas. Además, su mensaje poético es universal porque emana de la verdad humana que le corresponde.


 

Ficina

La ficina es una enzima, una cisteinilproteinasa, aislada del látex de algunas especies y variedades de higueras e higos, siendo una de las proteasas vegetales mejor conocidas. Es un buen ejemplo de productos naturales cuyo estudio fue promovido por su empleo previo en medicina popular. En este caso la primera referencia etnofarmacológica de su utilización es la referente a algunos nativos de América Central y Suramérica que obtenían látex de la higuera para el tratamiento de ciertas parasitosis intestinales. Más en: http://www.unicen.edu.ar/crecic/analesafa/vol20/v2050-243-245.pdf


 

Miguel Hernández, antes y ahora

Miguel Hernández, antes y ahora-

Un proyecto primoroso y esplendente hecho realidad. Es el resultado de la labor desempeñada por Pictografía Ediciones, con diseño y dirección de Rafael Amorós, para conmemorar el centenario del nacimiento de Miguel Hernández. Plenamente implicada en la efeméride, la editorial murciana ha publicado en edición facsímil dos de los libros de poemas más conocidos y, también, el más entrañable que brotara de la pluma del poeta oriolano: 'Perito en lunas', 'El rayo que no cesa' y 'Dos cuentos para Manolillo'. En este apartado puede encerrarse el primor. También, Pictografía ha sacado a la luz una reedición normal de 'Viento del pueblo' y 'Cancionero y romancero de ausencias'.


 

Las higueras de Miguel

La higuera y sus frutos juegan un protagonismo especial en la figura, la vida y la obra de Miguel Hernández. Este periódico, al que tan unido estuvo el poeta en sus inicios, tuvo por ello la acertada idea de que una de las conmemoraciones del centenario consistiese en la entrega a sus lectores de la edición de Orihuela de un trocito de la mítica higuera del patio de la casa de Miguel Hernández, acompañado del correspondiente certificado de autenticidad emitido por el Ayuntamiento de Orihuela. La higuera


 

Higos medicinales

El uso de alimentos y plantas para mejorar la salud es casi tan antiguo como la propia humanidad. El caso de los higos es significativo. Investigaciones recientes indican que el cultivo del higo ya se realizaba hace 11.000 años, es decir coincidente o anterior al de las primeras prácticas agrícolas con cereales. Concretamente, se conocen ejemplos de diversas especies de higos usados en la medicina ayurvedica y en la medicina tradicional china, aunque es en el Oriente Medio donde más intenso fue su uso. El higo es la fruta obtenida de la higuera ('Ficus carica'). Desde el punto de vista botánico, el higo no es un fruto sino una infrutescencia (o sea un conjunto de frutos). Existen más de 750 especies de higos diferentes. Más en: http://dx.doi.org/10.1016/j.jep.2008.06.025


 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Página 2 de 36

MIGUEL HERNÁNDEZ

Biografía

Así vivió y murió el pastor que se convirtió en poeta

MIGUEL HERNÁNDEZ

Bibliografía

Publicaciones básicas para conocer la obra del oriolano

 





Miguel Hernández | Vídeos