Moros y Cristianos de Orihuela

El pacto, después de la batalla

La Guerrilla de Pólvora y la Toma del Castillo marcan la noche del martes de Moros y Cristianos


Varios festeros preparados para disparar, en la Guerrilla de Pólvora. :: ALBERTO

La noche del martes de Moros y Cristianos fue de guerra para terminar con el pacto sellado por Teodomiro y el caudillo Abdelaziz. A las nueve y media trabucos y cañones se cargaron para atronar las calles que discurren desde la calle Alfonso XIII y la Glorieta. Más de trescientos festeros participaron en la Guerrilla Única de Pólvora que abrió el bando de la Media Luna con los Almohábenos al frente, una comparsa que ha visto incrementar su número de tiradores hasta más de una veintena. En total, según indicó el vicepresidente de la Junta Central, Antonio Manuel García Alcocer, se repartieron 215 kilos de pólvora de forma controlada, como siempre.

A primera hora de la tarde los tiradores recogieron el explosivo y hasta la hora de la salida de la Guerrilla no se les entregaron los pistones y los petardos para los cañones, «porque tenemos un horario concedido, y quien tire fuera de él lo hace bajo su responsabilidad», indicó García Alcocer. El vicepresidente de la Asociación de Fiestas destacó, un año más, la alta participación de la mujer en este acto, ya que fueron cuarenta las que se apuntaron, lo que significa para el festero que «la que ha tirado, repite». Para las mujeres se encargaron unos trabucos que pesaban algo menos que los de los hombres, aunque con la misma seguridad.

Los festeros que participan en la Guerrilla hacen frente a un pago de 38 euros por cabeza, eso contando con que la Asociación les subvenciona con otros 10 euros «porque si no se les iría a más de 50». El coste de participar en la Guerrilla es de 16 euros del alquiler del trabuco, siete de la cantimplora y quince euros por el kilo de pólvora.

En cuanto a las medidas de seguridad, agentes de la Policía Local y efectivos de Protección Civil velaron para atender cualquier incidencia que pudiera producirse durante el recorrido, además de que contaron la presencia de una UVI móvil de Cruz Roja y de que se baldearon las calles antes y después de que empezara la batalla. García Alcocer destacó que para que los festeros pudieran tirar el sobrante de pólvora se instalaron unos bidones con agua al final del recorrido, aunque el vicepresidente de la junta apuntó «que con un kilo de pólvora, a un festero no le sobra», y al que le queda algo lo tiró antes de terminar.

Los efectivos de Protección Civil tuvieron que intervenir para proceder a acordonar parte de la fachada de un edificio del Puente Nuevo, que se desprendió durante el desfile sin causar heridos.

Cuando concluyó la batalla arrancó en el centro de la Glorieta otro de los actos que en los últimos años ha conseguido un gran auge y cada vez más público. La denominada Toma del Castillo cambió por unos decorados hechos por 'grafiteros' la habitual fortaleza a la que cada año subían los embajadores y desde la que se representaba el Pacto de Teodomiro. Aunque no hubo castillo, la representación fue la misma de los dos últimos años. Por una parte los actores pusieron sobre las tablas de uno de los escenarios la escena de la obra del oriolano Atanasio Díe 'La Puerta de la Traición', en la que se representa la leyenda que cuenta cómo los cristianos, con la ayuda de Armengola, escaparon de morir a cuchillo por los moros que habitaban el castillo de la antigua Uryula. En el otro escenario tuvo lugar la emulación, con texto de Joaquín Más Nieves, del Pacto de Teodomiro que históricamente dio la ciudad al bando de la Cruz.



 

MOROS Y CRISTIANOS DE ORIHUELA

Programación

Todos los actos de las fiestas de la Reconquista de Orihuela

MOROS Y CRISTIANOS DE ORIHUELA

Fotos

Revive los mejores momentos de las fiestas en imágenes

 


Moros y Cristianos | Fotos


Risas para el ecuador de la Fiesta

(22-07-2011 - Orihuela)
 

El desfile de la ilusión

(21-06-2011 - Orihuela)
 

Guerrilla de Pólvora

(20-07-2011 - Orihuela)
 

Moros y Cristianos | Vídeos