Moros y Cristianos de Orihuela

Ya vienen los moros... y los cristianos


Cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer, o anteayer, cuando por primera vez después de pocos años más de cuatro siglos, las calles de Orihuela eran testigo de desfiles y simulacros de lucha entre moros y cristianos. Recordemos y no dejaremos de rememorar que hay constancia documental de estas expresiones festivas en 1579. Pero, entonces era algo dirigido y organizado por el poder municipal. Ahora, fue la espontaneidad de unos pocos oriolanos que hicieron posible precipitada e improvisadamente aquél año de 1974, el que germinara esta fiesta, nunca mejor dicho, surgida del pueblo.

Después, poco a poco, se fueron perfilando y superando hasta llegar al lugar que hoy ocupan ostentando el título de Interés Turístico Comunitario, a la espera del siguiente paso con el carácter Nacional. En esos primeros años también se vivía intensamente la Fiesta, bajo la dirección prudente de Francisco Tormo de Haro, en cuya Junta Central me cupo el honor de ocupar el cargo de Cronista Oficial de la Asociación, desde el 3 de febrero de 1979 al 22 de diciembre de 1981, y director de su revista en esos años. Eran los primeros pasos en la andadura de esta faceta cultural de nuestros Moros y Cristianos. No es momento de centrarnos en desarrollo de las fiestas en general, puesto que mi único deseo es rendir un sencillo homenaje, ya no sólo al impresor Pepe Zerón Terrés, recientemente fallecido, del que aprendí en gran medida lo poco que sobre imprenta conozco, sino a todos aquellos que de alguna manera colaboraron para que la revista pudiera salir a la calle con la dignidad que se presentó. De los tres años que tuve la responsabilidad de su dirección quisiera centrarme, por aquello de las coincidencias del calendario al cumplirse treinta años, en la de 1981.

Eran muchas las horas las que pasaba en la imprenta, sobre todo en la maquetación y montaje con la estimable ayuda de Pepe Roca Cabrera, después en las correcciones, impresión y encuadernación, siempre ayudado muy de cerca por Javier Portas Espinosa, así como por Fernando Soto Abellán y Carmelo Illescas Pérez (en la actualidad, director de la revista). A nivel de calle, para contratar los anuncios conté con el eficiente auxilio de Paco Lozano Payá (El Especia) y Manolo de Vicente Bailén, así como con Luis Molera Carrión y Andrés Serna Muñoz. La portada presentaba la fusión de la Fiesta con la Historia y la tradición, y en ella, El Oriol que campea en la Gloriosa Enseña quedaba arropado por la torre de la Catedral, mientras que la representación mora y cristiana nos mostraba a Aurelio Torres y a María del Carmen Gutiérrez Mora, respectivamente.

Nos cupo la satisfacción de poder presentar un documentado trabajo de Justo García Morales sobre el 'Cartulario de Orihuela', que iba acompañado por reproducciones de las miniaturas que existen en el mismo, siendo la primera vez que se publicaban en color. Además de este artículo, se incluían otros veintitrés sobre investigación histórica y artística, poesía y de creación. De los colaboradores, muchos ya nos dejaron, guardando sus nombres como homenaje en nuestra memoria: Adrián Miró, profesor de la Sorbona; Francisco Giménez Mateo, Medalla de Plata de la Ciudad de Orihuela y académico correspondiente de la Real de San Carlos de Valencia; el poeta oriolano Manuel Molina; Rafael Yagüe Pellús, Francisco Martínez Marín y Antonio García Molina-Martínez; el director teatral, Trino Trives; el Cronista Oficial de la Provincia, Vicente Ramos; el genealogista y heraldista José Escobar Briz; los canónigos Antonio Roca Cabrera y Manuel Cagigal Masiá. De los que están entre nosotros, entre otros, recordamos a Antonio Escudero Gutiérrez, a David Bernabé Gil y Jesús Millán García-Varela, al poeta Joaquín Más Nieves, a Julio Calvet Botella, Lucrecia de la Viña y Javier Sánchez Portas, a Fernando Esteban Muñoz y a José F. Díaz Ortuño. La temática era de lo más heterogénea, pues lo mismo se trató sobre Gabriel Miró que sobre la figura del juez sobrecequiero, los predicadores del Sermón del Pájaro o la portada de las gradas de la iglesia de las Santas Justa y Rufina. Así como sobre la presencia de viajeros ingleses en Orihuela en el siglo XVIII, el castillo, agricultura y capitalismo en la Vega Baja, la Universidad, el linaje Sorzano de Tejada, la Gesta de La Armengola y Jaime el Barbudo.

La revista al margen de los anunciantes, sin cuya ayuda no hubiera sido posible su edición, se completaba además con la Crónica de las Fiestas del año anterior, programa de actos, embajadores y abanderadas, un encarte en página doble con la reseña y un grabado de los terremotos de 1829, y una colección de fotografías, muchas de ellas inéditas. La parte gráfica estuvo a cargo de Antonio Agulló, Carmelo Illescas y Alfonso Sánchez Barber, Domingo Soriano, Fenoll y Loino. Además se presentaron varios grabados y dibujos, de estos últimos resaltar las viñetas de Alfonso Ortuño, nuestro Síndico de este año, Joaquín Más Nieves y José Madrid Alfonso.

Sirva todo lo dicho como recuerdo a esta revista que vio la luz hace treinta años y que fue presentada por José María Penalva Martínez, creador de la Comparsa de Moros Almohábenos. Comparsa ésta en la vanguardia cultural de la Fiesta de Moros y Cristianos, como demuestra que aquél año la glosa del Pregón la pronunció Julio Calvet Botella (al-mohábeno), el cartel y el monumento a La Armengola estuvo a cargo de Alfonso Ortuño (al-mohábeno), la revista y su presentación fue también realizada por al-mohábenos. De igual forma, la imaginación al-mohábena quedó manifiesta en la embajada de Dominique Giménez, siempre en nuestro recuerdo.



 

MOROS Y CRISTIANOS DE ORIHUELA

Programación

Todos los actos de las fiestas de la Reconquista de Orihuela

MOROS Y CRISTIANOS DE ORIHUELA

Fotos

Revive los mejores momentos de las fiestas en imágenes

 


Moros y Cristianos | Fotos


Risas para el ecuador de la Fiesta

(22-07-2011 - Orihuela)
 

El desfile de la ilusión

(21-06-2011 - Orihuela)
 

Guerrilla de Pólvora

(20-07-2011 - Orihuela)
 

Moros y Cristianos | Vídeos